Cómo arreglar abolladuras de autos

Puede haber muchos tipos de abolladuras en el auto por lo que iremos repasando una por una, y verás como quitarlas en cada caso.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:


Como sacar abolladuras por granizo en el auto

La mejor solución es comprar un sacabollos. No es caro y es una herramienta útil. Simplemente consiste de un eje donde correrá un plomo que justamente hará de contrapeso.

En una de las puntas (la exterior) un tope para que no se salga, y en el extremo interior (del lado del auto) habrá sopapas de gran resistencia. Simplemente tenemos que elegir la sopapa del tamaño que consideremos que corresponde (hay varias sopapas, dependiendo del tamaño de la abolladura), la pegamos bien y empezamos a mover suavemente el contrapeso para que vaya quitando las abolladuras. Es una herramienta muy útil, fácil de usar y no suele quebrar la pintura.

Como sacar una abolladura grande del auto

No es extraño que por un leve choque con algun otro vehículo (o contra columnas), se abolle cualquiera de los paragolpes. Una excelente forma de sacar estas abolladuras, es utilizando una pistola de calor.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:


Método 1 con pistola de calor: Con la misma obviamente funcionando con calor, empezaremos a calentar la zona moviéndola constantemente por el centro y los bordes de la abolladura (con mucho cuidado y sin quedarnos siempre en un lugar fijo para no quemar la pintura).

Luego de aproximadamente 3 a 4 minutos, ya la zona estará bastante caliente. Si es posible tocar la abolladura desde atras (por ejemplo metiendo la mano por debajo del paragolpes), simplemente hacer un poco de fuerza empujando; el material estará mucho más blando por lo que será sencillo, y en cuestión de segundos habrá recuperado su forma original sin dejar rastro alguno. Simplemente apagar la pistola de calor, dejar que enfrie naturalmente y listo. Ten cuidado de no quemarte, si hace falta, puedes empujar desde atras cubriéndote la mano con un trapo.

Método 2 con pistola de calor: Útil sobre todo cuando no es posible empujar desde atras. Simplemente tienes que iniciar de la misma forma, es decir calentando la zona y teniendo cuidado de no quemar la pintura, y antes de comenzar tendrías que ya tener listo un recipiente con unos 5 o 10 litros de agua bien fria (de ser posible, con muchos hielos adentro). Una vez que la zona esté bien caliente debido a la máquina de calor, rapidamente la apagas y vas tirando suavemente sobre la abolladura el agua fria. Escucharás como hace ruido el material a medida que se va enfriando y escucharás un “PLOP” grande, donde se habrá acomodado por si solo.

Eso es todo, pruébalo y nos comentas. También hay otros métodos combinando justamente estos pasos que arriba mencionamos (por ejemplo calentar la zona con agua caliente durante varios minutos, y luego empujar con la mano hasta quitar la abolladura), asique es cuestión de que pruebes, y si no puedes, pon a pruebas tu ingenio y verás que lo solucionarás.

Nota importante: Si no tenés pistola de calor (que por cierto no son caras y son muy útiles), podés probar con un secador de pelos, o incluso 2 al mismo tiempo si tenés. No es lo mejor, pero probablemente te ayude a solucionar el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *