Cómo arreglar una puerta que no cierra

CÓMO ARREGLAR UNA PUERTA QUE NO CIERRA

En cuanto al proceso a seguir sobre cómo arreglar una puerta que no cierra, hay que aclarar que no se trata de un complejo, aunque en determinadas situaciones si será necesaria la intervención de un profesional.

Cómo arreglar una puerta que no cierra – Pasos a seguir

Ten en cuenta que los siguientes pasos para arreglar una puerta que no cierra son más que nada una recomendación, motivo por el cual en algunos casos es posible que no sean efectivos.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:


Pasos para arreglar una puerta que no cierra

  • Revisar la placa metálica. Este es el punto en donde la puerta se asegura, el cual puede estar muy bajo o alto. Revisa inicialmente este aspecto para buscar marcas.
  • Revisa las bisagras. En caso que lo anterior no fuese el problema, tal vez sean las bisagras las que están desiguales. Vas a cerrar por completo la puerta y a buscar esa desigualdad.
  • Ajustar las bisagras. La alternativa más sencilla consiste en ajustar la bisagra central, pero tal vez sea necesario que se ajuste la bisagra superior o en la inferior. Más allá de la bisagra que sea necesario que el prepares, el proceso va ser el mismo.
    • Comienza por desatornillar la bisagra para acceder al resquicio por debajo de él.
    • Ahora vas a cortar un pedazo de cartón o de cartulina delgada que sea del mismo tamaño del hoyo de la bisagra y lo vas a colocar ahí.
    • Vuelve a ubicar la bisagra en su lugar y atornilla.

Vídeo: Pasos para arreglar una puerta que no cierra

Si se quiere contar con un ejemplo mucho más claro del proceso para arreglar una puerta que no cierra, el siguiente contenido es el ideal:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *